Mi Blog

octubre 3, 2023

Technology
Adriana P

El GPS del coche de empresa puede servir para vigilar a los trabajadores. También para despedirlos

El GPS del coche de empresa puede servir para vigilar a los trabajadores. También para despedirlos

Despedido por los datos de un GPS. Parece distópico, pero lo cierto es que la Justicia española ha avalado esta práctica. Si tenéis acceso a coche de empresa, debéis saber que podéis ser despedidos en caso de que utilicéis el vehículo cuando no está permitido.

Pillado por la localización del coche. Los vehículos cuentan con GPS y este geolocalizador puede servir para saber dónde está el coche en cada momento. Es el caso de una sentencia de septiembre de 2020, avalada por el Tribunal Supremo.

La Sala IV, de lo Social, determinó que el uso de los datos del geolocalizador GPS de un vehículo de empresa se pueden utilizar de manera procedente para justificar un despido disciplinario.

¿Pueden usar entonces el GPS para espiar al trabajador? No tan rápido. El Supremo justifica este tipo de despido, pero establece una serie de condicionas. Una de ellas es tan básica como el hecho de que la empresa debe informar al trabajador de que el coche de empresa dispone de un GPS localizador.

También hay una serie de limitaciones a la hora de utilizar estos datos. Estos datos se restringen al movimiento y localización del vehículo, pero no pueden ir más allá.

Lo usaba pese a que estaba de baja médica. El caso concreto es el de una trabajadora de una empresa dedicada al comercio al por menor de equipos de telecomunicaciones. La supervisora en cuestión se encontraba de baja médica, pero aún así, según se deja constancia, la trabajadora hizo un “uso intensivo” del coche de empresa durante este tiempo, pese a que tenía prohibido usarlo para fines ajenos al trabajo. El GPS del coche fue el delator de este mal uso.

No hay invasión de la privacidad. Según la magistrada María Lourdes del Tribunal Supremo: la trabajadora conocía que el vehículo no podía ser utilizado fuera de la jornada laboral y, junto a ello, que el mismo estaba localizable a través del receptor GPS. De ahí que no apreciamos ninguna invasión en sus derechos fundamentales con la constatación de los datos de geolocalización que permiten ver que el indicado vehículo es utilizado desobedeciendo las instrucciones de la empresa en momentos en que no existía prestación de servicios”.

La justificación está de nuevo en que el trabajador “conocía de sobra” la presencia del GPS en el vehículo y por tanto no hay vulneración de sus derechos fundamentales.

Pese a estar fuera de horario. Previamente se había presentado recurso contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que consideró nulo el despido por el hecho de entender que al aplicar el uso de los datos del GPS fuera del horario de la jornada laboral, no era un uso procedente.

Sin embargo, la posición del Supremo da la razón a la empresa al considerar que el GPS no se basa en la trabajadora, sino en el propio vehículo. Y se detecta que este fue usado cuando no tocaba. Algo que ya se había dejado claro a la trabajadora.

Todo debe quedar por escrito. “Se pueden usar medios tecnológicos para justificar un despido, pero su uso tiene que respetar los principios de proporcionalidad, idoneidad y que no haya otros medios menos intrusivos”, explicaba Vidal Galingo, abogado experto en asuntos laborales, a Xataka.

Sobre la comunicación de la existencia de este GPS, debe quedar por escrito y constar la posibilidad de los derechos de acceso, rectificación, limitación del tratamiento y supresión. Una serie de derechos asociados que no evita el hecho de que la empresa puede llegar a despedirnos de manera procedente a través de los datos del GPS del coche de empresa.

Imagen | Tobias Rademacher

En Xataka | Con la llegada del teletrabajo me hicieron instalar un programa para vigilar lo que hago con mi portátil


La noticia El GPS del coche de empresa puede servir para vigilar a los trabajadores. También para despedirlos fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .

Technology
Adriana P

Las redes neuronales líquidas están listas para catapultar la inteligencia artificial. Palabra del MIT

Las redes neuronales líquidas están listas para catapultar la inteligencia artificial. Palabra del MIT

Redes neuronales líquidas. Parece una idea exótica, y sí, en cierto modo lo es. El MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) trabaja en ellas junto a otras universidades muy reputadas, como el Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria, al menos desde principios de esta década. Y está obteniendo resultados muy prometedores. Entender qué es una red neuronal no es difícil si esquivamos los detalles más complejos. Al fin y al cabo es un programa informático inspirado en la estructura y el funcionamiento del cerebro humano con el propósito de procesar información e inferir nuevo conocimiento.

Una red neuronal artificial está constituida por varias capas de unos objetos lógicos conocidos como nodos o neuronas artificiales. Cada nodo tiene entidad propia y es capaz de procesar información para obtener un resultado y entregárselo a uno o varios nodos de la siguiente capa de la red neuronal. Hay varios tipos diferentes de redes neuronales, pero todos ellos persiguen un mismo objetivo: procesar información para generar nuevo conocimiento. Las redes neuronales convolucionales, por ejemplo, se utilizan para identificar patrones, reconocer imágenes, interpretar la voz o implementar algoritmos de visión artificial.

No obstante, hay un componente muy importante de esta tecnología en el que aún no hemos indagado: el entrenamiento. Este procedimiento requiere, sencillamente, entregar información a la red neuronal para que sea procesada, pero no con el propósito de que nos devuelva uno o varios resultados, sino para que aprenda a trabajar con este tipo de información y sea capaz de elaborar predicciones o clasificaciones cuando le suministremos posteriormente los datos que necesitamos analizar. Esta descripción es un poco burda, pero nos resulta útil para entender de qué estamos hablando sin complicar demasiado este artículo.

Las redes neuronales líquidas son las mejores aliadas de la inteligencia artificial que viene

A diferencia de los demás tipos de redes neuronales, que, como acabamos de ver, han sido diseñados para aprender durante la fase de entrenamiento a partir de una entrada prefijada, las redes neuronales líquidas también aprenden durante el análisis de la información que se les entrega con el propósito de inferir nuevo conocimiento. Esto significa, sencillamente, que son capaces de adaptarse continuamente a los nuevos datos de entrada que reciben con el propósito de aprender de forma dinámica e ininterrumpida. Como veis, suena muy bien.

Las redes neuronales líquidas son más eficientes que otras redes neuronales artificiales y tienen una mayor expresividad

Los investigadores que han diseñado estas redes neuronales artificiales han elegido el adjetivo ‘líquidas’ precisamente para sugerir su flexibilidad y su capacidad de adaptación constante. No obstante, su propuesta tiene dos cualidades más que merece la pena que no pasemos por alto: presumiblemente son más eficientes que otras redes neuronales artificiales y tienen una mayor expresividad.

Según Ramin Hasani, que es uno de los investigadores del MIT especializado en redes neuronales líquidas, la expresividad describe la facilidad con la que los ingenieros pueden actuar sobre el rendimiento de la red neuronal modificando la representación de las neuronas artificiales. Esta característica, de nuevo según Hasani, permite a estas redes abordar niveles de complejidad que no son manejables con otras estructuras de procesamiento de la información.

Aún nos falta explorar algo muy importante acerca de estas redes neuronales. Lo más importante, en realidad: sus campos de aplicación. Los ingenieros del MIT ya las han utilizado con éxito para implementar un algoritmo de navegación autónoma para drones que es capaz de adaptarse en tiempo real a los espacios de navegación más complejos. No obstante, esta aplicación no es más que el preludio de lo que en teoría pueden hacer las redes neuronales líquidas.

Y es que sus diseñadores esperan que a corto plazo puedan ser utilizadas para catapultar la conducción autónoma de los coches, elaborar sistemas de diagnóstico médico mucho más precisos, procesar vídeo en tiempo real o analizar grandes volúmenes de datos financieros, entre otras aplicaciones. Si finalmente demuestran ser tan flexibles y capaces como defienden sus creadores podríamos estar en las puertas de un gran salto en el ámbito de la inteligencia artificial.

Imagen de portada: Google DeepMind

Más información: MIT

En Xataka: Malas noticias para China: su mejor empresa de chips para inteligencia artificial acaba de sufrir un revés muy duro


La noticia Las redes neuronales líquidas están listas para catapultar la inteligencia artificial. Palabra del MIT fue publicada originalmente en Xataka por Juan Carlos López .