Harta de los atascos, Ciudad de México ha tomado una decisión: los autos que choquen podrán seguir moviéndose

Harta de los atascos, Ciudad de México ha tomado una decisión: los autos que choquen podrán seguir moviéndose

Si tienes un pequeño choque en Ciudad de México y compruebas que el otro coche se aleja del lugar del siniestro muy despacio, no está huyendo a paso de tortuga. Tiene una explicación y, aunque no lo parezca, es por el bien suyo, nuestro y de todos los conductores.

El 80%. Según recoge la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX, el 80% de los accidentes que se producen en la ciudad reciben el nombre de “lamineros”, una denominación que se utiliza para describir los siniestros en los que no hay heridos de ningún tipo.

La cifra la recogen nuestros compañeros de Xataka México. De acuerdo con lo que afirma el organismo, estos accidentes no suponen un problema directo para los pasajeros ni para los bienes, pues éstos no se han visto afectados. Sin embargo, sí pueden ser un verdadero peligro para los conductores que, esperando a su seguro, se ponen en riesgo ante un posible atropello.

El tráfico y Ciudad de México. Aunque parezca mentira, Ciudad de México no es una de las 10 ciudades con más atascos del mundo. De hecho, también en México, Monterrey sí ocupa el noveno puesto de este poco ilustre listado.

Sin embargo, si echamos la vista un lustro atrás, Ciudad de México sí ha sido considerada una de las urbes más congestionadas del mundo. De hecho, se calculaba que sus conductores pasaban de media 227 horas atascados a lo largo del año. Y el problema es que las alternativas no son mucho mejores. De una manera o de otra, en 2018, los pasajeros de Ciudad de México empleaban de media cinco horas diarias en transporte para ir y volver de sus trabajos.

Pequeños problemas que agravan el desastre. Parte de los problemas generados por los atascos continuados es el estrés que experimentan los conductores, la fatiga y la pérdida de la concentración. No es casual que el 80% de los accidentes no tengan consecuencias para los conductores y pasajeros, pues se producen a muy baja velocidad.

Pero estos pequeños accidentes, que apenas tienen consecuencia para los afectados, sí lo tienen para el resto de los conductores. Cada pequeño toque supone un aumento en el atasco, pues el carril queda bloqueado momentáneamente hasta que el seguro llega al accidente y comprueba qué ha sucedido. Teniendo en cuenta que éste llega a una vía ya colapsada, el problema no hace más que crecer y extenderse en el tiempo.

Pequeñas soluciones para mitigar el desastre. La solución se ha buscado con una reforma del artículo 54 del Reglamento de Tránsito. En él se expone lo siguiente:

Si todos los vehículos están en condiciones de circular, ninguno de los conductores presenta síntomas de estar bajo el influjo de alcohol o narcóticos, estupefacientes o psicotrópicos y no hubiera daños en bienes públicos, invariablemente, las partes moverán sus vehículos con el fin de liberar el tránsito en las vías afectadas a fin de no obstruir la circulación, en caso de que las partes no acaten la disposición se sancionará de conformidad con el artículo 34 fracción VI

Es decir, si en el choque sólo se han producido daños a vehículos privados y todos los pasajeros se encuentran en las mejores condiciones, éstos estarán obligados a liberar el carril donde se ha producido el choque para continuar su camino. De esta manera se reducirá la congestión de tráfico provocada por el accidente.

Qué hacer. En el caso de encontrarse en esta situación, es importante saber que la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), entidad que agrupa a las principales aseguradoras en el país, también ha firmado el acuerdo y la aseguradora no podrá alegar que el vehículo se ha movido sin su supervisión del lugar donde se ha producido el siniestro. Desde las aseguradoras piden que los involucrados documenten el caso con fotografías.

Sin embargo, los conductores que se resistan a mover sus vehículos sin una causa justificada sí se enfrentarán a sanciones. Concretamente, El País recoge que las sanciones serán de una a 10 veces la Unidad de Medida y Actualización vigente en el país, es decir, de 103,74 a 1.037 pesos (entre 6 y 60 dólares, aproximadamente) o arresto administrativo de 6 a 12 horas.

En Xataka | Es imposible evitar un atasco. Pero puedes intentarlo en este divertido simulador de tráfico

Foto | Ezequiel Garrido


La noticia Harta de los atascos, Ciudad de México ha tomado una decisión: los autos que choquen podrán seguir moviéndose fue publicada originalmente en Xataka por Alberto de la Torre .

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestros boletín y reciba las últimas noticias y artículos enviados directamente a su bandeja de entrada semanalmente.

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestros Política de privacidad .

También le puede interesar leer

Deja una respuesta