Nintendo está llevando su guerra contra los emuladores de ‘Zelda: Tears of the Kingdom’ hasta el final

Nintendo está llevando su guerra contra los emuladores de 'Zelda: Tears of the Kingdom' hasta el final

Nintendo sigue embarcada en una lucha sin cuartel contra las copias no autorizadas de ‘The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom‘. La filtración antes de la salida del juego a la venta no ha dañado en lo más mínimo a sus espectaculares ventas, pero la potencia técnica inferior de Nintendo Switch abre una nueva vía de discusión: ¿está la compañía legitimada (moralmente, al menos) para impedir que los jugadores prueben el juego en las mejores condiciones tecnológicas posibles?

‘Tears of the Kingdom’ solo funciona en PC con ayuda de una clave que permite ejecutar el juego, no es suficiente con un emulador. Programas como Lockpick se encargan de saltarse esa petición de código, por lo que Nintendo ha tomado nuevas medidas, pidiendo a la plataforma de desarrollo colaborativo Github que elimine los repositorios Lockpick y Lockpick_RCM, así como 80 posts relativos al tema que se han producido en ese entorno.

Oficialmente Lockpick sirve para ejecutar los juegos en mejores condiciones y mejorar el rendimiento del código de juegos como ‘Tears of Kingdom’ con utilidades de depuración como hactool, LibHac, y ChoiDujour, y forzar al juego, por ejemplo, a correr a 60 fps constantes. Nintendo considera que se emplean especialmente para saltarse las protecciones del juego y, por tanto, violar los derechos de autor de los fabricantes. Para ello se amparan en la Sección 1201 de la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital, la famosa DMCA.

Nintendo contra las copias no autorizadas

Las amenazas de Nintendo, sin duda, obran el efecto deseado: los desarrolladores del emulador Skyline, que permite ejecutar juegos de Nintendo Switch en  Android, han paralizado el desarrollo de su proyecto. Su emulador requiere claves de cifrado obtenidas mediante Lockpick, y temen ser acusados de infringir la propiedad intelectual de Nintendo.

Pero esto es solo el último coletazo de una enfebrecida lucha que se remonta muy atrás en el tiempo, pero que obviamente, se ha acentuado con el tema de las copias piratas del último ‘Zelda’. Hace unas semanas sabíamos de una streamer que había sido baneada de Twitch por comentar un vídeo de ‘Tears of the Kingdom’ que resultó ser un gameplay legal de un medio australiano que había tenido acceso a una copia de preview.

Y aunque hay quien burla la vigilancia de Nintendo, como aquella televisión local argentina que emitió nada menos que ‘Super Mario Bros. La película’ saltándose todo tipo de prerrogativas legales, Nintendo acecha con demandas continuas. Una de las más recientes, una multa al operador francés Dstorage de casi medio millón de euros por negarse a eliminar copias no autorizadas de sus juegos en sus servidores.

La persecución de Nintendo abarca también a usuarios individuales: la compañía rastreó a un jugador que descargó una copia de ‘Tears of the Kingdom’ a través de un archivo torrent mediante BitTorrent. En la notificación de la compañía de internet del usuario, Nintendo advierte que mediante la DMCA pueden tomar medidas legales, ya que saben exactamente en qué circunstancias y a través de qué IP obtuvo éste el archivo.

Cabecera: Nintendo

En Xataka | ‘Zelda: Tears of the Kingdom’ es una sofisticada y brillante revolución, pero está oculta a simple vista


La noticia Nintendo está llevando su guerra contra los emuladores de ‘Zelda: Tears of the Kingdom’ hasta el final fue publicada originalmente en Xataka por John Tones .

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestros boletín y reciba las últimas noticias y artículos enviados directamente a su bandeja de entrada semanalmente.

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestros Política de privacidad .

También le puede interesar leer

Deja una respuesta