Roborock S8 Pro Ultra, análisis: una evolución necesaria para convertirse en el ‘Ferrari’ de los robots aspiradores

Roborock S8 Pro Ultra, análisis: una evolución necesaria para convertirse en el 'Ferrari' de los robots aspiradores

No hay dos sin tres y después de probar el Roborock S7 MaxV Ultra y el Roborock S7 Pro Ultra, hoy pasa por nuestra mesa de pruebas para completar la trinidad de robots aspiradores con bases de autovaciado más colosales del mercado el Roborock S8 Pro Ultra, el modelo más ambicioso de la última generación de la firma china. Los anteriores pusieron el listón alto, pero este sube la apuesta con algo más capacidad de succión y lo más interesante: una mejora en sus cepillos con los que mira de tú a tú a las mejores Roomba. Hemos probado el Roborock S8 Pro Ultra y esta ha sido nuestra experiencia.

ROBOROCK S8 PRO ULTRA

TAMAÑO

Robot: 350 x 353 x 965 mm
Dock: 426 x 514 x 450 mm

Navegación

LiDAR

POTENCIA

6.000 Pa

CAPACIDAD

Cubo de basura: 350 ml

Tanque de agua: 200 ml

FREGADO

Sí, VibraRise

BATERÍA

5200 mAh

NIVEL DE RUIDO

67 dB

OTROS

Reconocimiento de obstáculos, detección de alfombras, zonas prohibidas, base de carga y vaciado automático

PRECIO

1499 euros

roborock S8 Pro Ultra Robot Aspirador y fregasuelos, Vaciado Automático/Lavado Automático/Secado Automático/Limpieza Automática de la Base/Autorrellenado Aspirador Robot, Reactive 3D, 6000Pa, Alexa

Diseño: la gran novedad pasa desapercibida

Roborock S8 Pro Ultra Boca Abajo

Teniendo en cuenta la generación anterior como base, el principal cambio estético (con consecuencias en lo funcional) es su nueva configuración de cepillos en la que tendremos tiempo de profundizar a lo largo de este análisis.

Dicho esto, volvemos a estar ante una gran base en todos los sentidos y un aspirador ambicioso que nos coloca en un escenario curioso: con una casa de 55 metros cuadrados como la mía donde solo vivimos dos personas y sin mascotas, es casi como tener un Ferrari para ir al súper.

Estéticamente la base recuerda a los típicos kits de contenedores de reciclado con varios cubos, porque es precisamente lo que tiene: uno para almacenar la suciedad en una bolsa, otro para el agua que sirve tanto para el depósito de fregar como para la limpieza del robot y un último cubo donde se acumula el agua limpia procedente del autolimpiado. Una base que ella se lo guisa, ella se lo come. Roborock ha cambiado algo la estética y ahora es algo más minimalista, pero las líneas siguen siendo bastante neutras y con un toque moderno. Y por supuesto no podemos perder de vista su tamaño: es muy grande.

Img 0264

Donde no hay apenas cambios es el robot, si lo miras desde arriba: diseño de cilindro achatado con txapela para el LiDAR, un parachoques situado en la zona lateral frontal,  los clásicos botones ‘Home’, ‘on/off’  y limpieza localizada en la parte superior y una tapa donde acceder al depósito de sólidos, el LED Wi-Fi y el botón de reset. La carcasa del robot es de plástico completamente blanco con acabados brillantes en las que apenas se notan las huellas, pero sí el polvo. Durante nuestras pruebas, el chasis ha soportado bien algún que otro golpe que se ha llevado sin sufrir desperfectos.

Hemos hablado del visor láser de la txapela y por supuesto, no faltan otros clásicos y menores a estas alturas como los sensores anticaída, pero este Roborock S8 Pro Ultra tiene además en la parte delantera un par de cámaras para el reconocimiento de objetos mediante IA (según la marca).

Pero lo mejor, lo nuevo, está dándole la vuelta al robot: un cepillo lateral y un sistema de doble rodillo central de goma que recuerda bastante a los que implementa iRobot en su gama alta. De aquí podemos esperar un par de ventajas:

  • Los cepillos de goma son mejores que los de cerdas para atrapar pelo, tanto en eficientes como en durabilidad.
  • Con dos cepillos con diseño espiral y la succión sobre el suelo, aumenta la probabilidad de atrapar pequeños sólidos, por lo que cabe esperar mejor rendimiento de limpieza.

Navegación: es otra historia

Hay tres características fundamentales a la hora de determinar cómo de bien navega un robot aspirador. La primera que limpie todo el suelo, algo que no solo depende de lo bien que navegue, si no también de si cabe por todos lados y de los obstáculos que haya y cómo los sortee. La segunda tiene que ver con la optimización de su trayectoria: lo ideal es que limpie toda la casa dedicando el menor tiempo posible. Y la tercera, que no se atasque. Porque si lo hace, deja su labor a medias.

Si hablamos de navegación inteligente, el grueso de los aspiradores se decantan por un visor láser, otros (minoría prácticamente restringida a Roombas) por una cámara y solo unos pocos combinan ambas. De estos cabe esperar que cumplan las tres premisas: limpiarlo todo, limpiarlo rápido y no atascarse. El Roborock S8 Pro Ultra combina LiDAR y ToF, así que cabe esperar lo mejor, algo que por otro lado ya se acercaba su predecesor.

Img 0280

Asimismo dentro de la aplicación existe una opción llamada ‘Evitación de obstáculos Reactive‘ donde encontramos una función homónima, el ‘Modo de menor colisión’ y una tercera ‘Datos de mascotas’. Las dos primeras vienen activadas y sirven para exprimir su algoritmo de procesamiento y anticipación para evitar choques y atropellos. Como no tenemos mascota, la tercera la hemos dejado así, pero en teoría mejoraría el reconocimiento de obstáculos a costa de reducir la eficiencia de limpieza.

Como recomiendan los fabricantes y el sentido común, si esperamos los mejores resultados lo suyo es retirar obstáculos porque: ¿tú barrerías dejando las zapatillas en medio de tu cuarto? Pues eso. Dicho esto, en las semanas que llevo probando este robot aspirador  solo se ha atascado una vez y ya os puedo adelantar que casi nunca he recogido obstáculos: vamos, que las zapatillas están presentes en el suelo, también cables y regletas, cortinas… así que en este sentido, lo último de Roborock es de lo mejor para esquivar obstáculos.

En cuanto a tiempo de limpieza, mi piso de 55 metros cuadrados lo limpia en aproximadamente algo más de media hora. Que si bien no es una competición al más rápido (spoiler: no lo es), sí que lo hace con una trayectoria lógica para optimizar su funcionamiento. De hecho, si le cuesta algo más que otros modelos y si se atascó esa vez fue por meterse entre dos cajas que hay bajo la cama, algo que no suelen hacer otros modelos que he probado. Resumiendo: si cabe, es altamente probable que se meta y eso es una buena noticia para que no haya pelusas rebeldes en casa.

Navegar

Un dato curioso: en el mapa que traza en la aplicación, no solo se puede ver la arquitectura de casa y las pasadas que da el robot, sino también los hitos con los que se topa y cómo los entiende. Por ejemplo, el escalón entre la cocina y el pasillo lo ha llamado ‘umbral de atasco’ (y lo es), interpretando que tiene que avanzar. Asimismo, acierta llamando ‘textil’ a las cortinas, ídem con la regleta del salón.

La clave no es solo que los identifique, es que no se los lleva por delante: no sería la primera vez que me quedo sin cable de carga tras un atropello. En su lugar, se para cerquísima pero sin tocarlo y cambia de trayectoria.

Si vivís en una casa con varias plantas, por ejemplo en un adosado o chalet, dentro de la aplicación encontraréis la opción de ‘Gestionar mapas‘ donde podéis seleccionar de cuántas plantas es vuestro domicilio para tenerlo en cuenta así en mapas, limpiezas parciales, incidentes y similar.

Limpieza: ya era hora

Llevamos tiempo viendo robots que sobrepasan la barrera de los mil euros, que prometen una capacidad de succión altísima… pero al darle la vuelta al aspirador, encontramos en general siempre lo mismo: uno o dos cepillos laterales y un cepillo central. Pocos son los modelos (incluso en la gama alta) que duplican sus esfuerzos a la hora de retener porque sí, es importante que aspiren, pero los rodillos son esenciales para atrapar la suciedad y que no vuelva.

El Roborock S8 Pro Ultra por fin ha dado el paso y se ha unido al club. ¿Y se nota Sí: cuantos más pelos haya en el suelo en tu casa, más lo apreciarás. Por eso es tan importante en hogares con mascotas. En nuestro caso vivimos dos mujeres con el pelo largo y después de pasarse las planchas, el suelo del baño está que da gloria verlo (de sucio).

Img 0263

Respecto a la capacidad de succión el S8 Pro Ultra ha subido un peldaño respecto a su predecesor, pero eso es algo más difícil de apreciar, ya que el modelo anterior ya atrapaba sólidos de buen tamaño como pelusas, migas o alguna brizna de césped.

En cualquier caso, puedes elegir entre cuatro modos de potencia:  silencioso, normal,  turbo y máximo (y un modo extra si solo vas a aspirar, el Max+, para una limpieza más profunda puntual a costa de gastar más batería). En mi caso para el día a día, considerando que somos dos y que no tenemos mascotas, con el modo normal ha sido suficiente.

Como sucedía con la generación anterior, es posible elegir qué hacer ante una alfombra: subir el accesorio para fregar, evitarla o ignorar (si no hay alfombra). El modelo ha evolucionado, pero mi sensación sigue siendo la misma: habida cuenta que el accesorio para fregar no está muy alto y que al subir y bajar a la alfombra, este se inclina, no me la jugaría con el modo “subir” ni aunque fuera una alfombra barata. Mojar el tejido de una alfombra no es una opción que contemple. No obstante, puede ser válido por ejemplo para una esterilla o la alfombrilla del baño.

Del tratamiento de alfombras del Roborock S8 Pro Ultra lo que más me ha gustado es que puedes activar el modo Turbo cuando la detecte y la opción de “Limpieza profunda”, en la que el aspirador incide a fondo cuando ha terminado de limpiar todo. Si la alfombra no es muy gruesa y peluda, da la talla, lo que evitará darse la paliza con una limpieza manual (o al menos, hacerlo con menor frecuencia).

Por navegación, configuración de cepillos y opciones, este modelo es de lo mejor que he probado en aspiración. Y aunque a distancia respecto al fregado manual, también está en el top para evitar la fregona. Insisto: el fregado de los robots sigue lejos frente a lo manual, pero entre la dosificación del agua, la textura de la mopa y que esa vibra, se apaña bastante bien con algunas manchas secas pequeñas.

Autonomía: tu casa y cuántas casas más

Img 0261

De acuerdo con la ficha técnica del Roborock S8 Pro Ultra, la batería de este le permite limpiar hasta tres horas con una sola carga, pero la palabra “hasta” es la clave: no es lo mismo ponerlo solo a aspirar en una nave vacía que una limpieza a fondo con aspiración y fregado en una casa repleta de obstáculos.

Para evaluar mejor la duración de su batería, lo hemos probado en un escenario real como mi piso, de 55 metros cuadrados y con bastantes “accidentes geográficos” en forma de tabiques, recovecos y objetos. Solo aspirando a máxima potencia ha consumido el 25% de batería en aproximadamente media hora.

Este procedimiento lo ha repetido de forma ininterrumpida hasta tres veces, por lo que podemos concluir que puedes aspirar pisos muy sucios de unos 150 metros cuadrados sin problema.

Eso sí, en la práctica lo habitual será usar el modo normal y que esta opción sea excepcional, por lo que si tienes una casa moderadamente grande y hasta con varias plantas, este es un robot aspirador adecuado para su limpieza. Hay que tener en cuenta que si se queda sin batería a medias, vuelve a la base para cargarse al completo y proseguir con su labor.

Cómo es la aplicación

App

En una frase: de lo más completo que hemos probado, algo que por otro lado cabía esperarse habida cuenta de todas las opciones que hemos ido viendo en apartados como navegación o limpieza.

Una vez accedes a la aplicación y entras en ‘Roborock S8 Pro Ultra’, la pantalla que ves es la primera que aparece en la imagen que ilustra este apartado. Aquí es donde puedes visualizar el mapa y datos de la última limpieza, configurar las áreas y modos de limpieza, editar el mapa, verificar el estado de la base o entrar en los Ajustes tocando sobre los 3 puntitos de la esquina superior izquierda. Pese a la cantidad de opciones, no cuesta mucho manejarse gracias a los iconos, colores y claridad de los textos.

Una vez dentro de ‘Ajustes’, merece la pena dedicarle un ratito y leerlo a fondo para poder configurar el tema de los obstáculos, su comportamiento en alfombras o hasta la posibilidad de limpiar en la dirección del suelo para minimizar el roce contra las juntas una vez introducimos el material de este.

Pese a que tanta densidad está bien resuelta, si mis padres echaran el guante a esta aplicación, probablemente les costaría apañarse, por lo que sería interesante contar con una opción de control simplificado que redujera las opciones.

Mantenimiento mínimo

Img 0271

Más allá de la estética, las funciones de la base del S8 Pro Ultra son idénticas a las de su predecesor, esto es: vacía el depósito de suciedad, llena el depósito de agua para fregar y limpiar la mopa. ¿La ventaja Menor exposición al polvo y otros alérgenos, ya que la retiraremos la bolsa llena con una frecuencia aproximada de 2 – 3 meses y estar menos pendientes de llenar el depósito de agua, pero a cambio también habrá que vaciar el depósito de agua sucia (que huele bastante mal).

Eso sí, ya os adelanto que si ponéis el aspirador a diario como ha sido mi caso, el agua de la base vuela, más por las tareas de autolimpieza que por abastecer de agua al robot. Así, cada semana más o menos me ha tocado llenarla.

Así que las tareas que nos toca hacer como usuarios es llenar la torre de agua limpia y vaciar la de agua sucia y otras operaciones como la sustitución de filtros y la limpieza de los cepillos. Aquí no hay mucho misterio, porque es lo que toca con prácticamente la totalidad de robots aspiradores: para los cepillos basta con darle la vuelta al robot aspirador, tirar de la pletina y extraerlos y para el filtro, abrir la tapa de la zona superior y sacar el depósito.

Roborock S8 Pro Ultra, la opinión de Xataka

Roborock S8 Pro Ultra Base Y Robot

El sector de los robots aspiradores ha ido evolucionando creando soluciones para los problemas que se presentaban y otros sencillamente se los ha inventado. ¿Que se atascaban? Láser y cámara. ¿Que el fregado simple deja bastante que desear? Ahora la mopa vibra. ¿Problemas con alergias o pereza al mantenimiento? Una base que lo hace por ti. ¿Un hogar con mascotas que arrojan pelo? Un Dos cepillo central de goma. Hasta ahora algunas soluciones de máximo nivel las habíamos visto resueltas en la gama alta, pero el Roborock S8 Pro Ultra las aúna todas.

Así, puedo decir que este es uno de los robots aspiradores que menos se atascan de los que he probado y que mejor se mueven por mi casa. También es de los que mejor friegan. Pero al fin y al cabo es un aspirador, así que lo suyo es que dé la talla en esta tarea y sí, lo hace tanto por potencia como por la distribución de los cepillos como porque pasa por la mayoría del suelo de mi casa (una obviedad: si no pasa, no va a limpiar la zona). De la aplicación, aunque no es la más intuitiva, sí que está entre las más completas. Si el Roborock S8 Pro Ultra fuese un alumno, traería unas notas a casa para sacar pecho.

Pero hay dos manchas en su historial y las dos son inevitables (al menos, de momento): la primera es el tamaño de su base, lo que directamente estaría vetado en un piso de 55 metros cuadrados como el mío. Pero quizás puedas encontrarle un hueco. La segunda es el precio: 1.499 euros, lo mismo que la Roomba s9+, el mejor aspirador de la casa de iRobot. Tener lo mejor e innovar vale dinero, pero es una innegable barrera de entrada a muchos hogares: si ya me cuesta gastarme menos que eso en un teléfono,  en un aspirador le encontraría menos explicación. Hay grandes candidatos en robots aspiradores en calidad precio, aunque con sacrificios. Ahora bien, si buscas lo mejor de lo mejor y estás en disposición de pagarlo, disfruta del Ferrari de los robots aspiradores.

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Roborock. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

roborock S8 Pro Ultra Robot Aspirador y fregasuelos, Vaciado Automático/Lavado Automático/Secado Automático/Limpieza Automática de la Base/Autorrellenado Aspirador Robot, Reactive 3D, 6000Pa, Alexa



La noticia Roborock S8 Pro Ultra, análisis: una evolución necesaria para convertirse en el ‘Ferrari’ de los robots aspiradores fue publicada originalmente en Xataka por Eva Rodríguez de Luis .

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestros boletín y reciba las últimas noticias y artículos enviados directamente a su bandeja de entrada semanalmente.

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestros Política de privacidad .

También le puede interesar leer

Deja una respuesta