Microgoteo y por gravedad: el sistema que quiere revolucionar el riego en previsión de más y más sequías

Microgoteo y por gravedad: el sistema que quiere revolucionar el riego en previsión de más y más sequías

Abril no ha sido un buen mes para los embales del país. Si bien a medida que avanzaban las semanas era fácil intuir que este mes poco tendría que ver con esa etapa de aguas mil que predica el refranero popular, la “foto” general que acaba de dejar la AEMET confirma que ha sido inusitadamente seco, con una media de 14,2 litros por metro cuadrado, un 22% de las precipitaciones esperadas. Toca buscar formas de ahorrar agua. Y para esa tarea N-Drip tiene una propuesta interesante, tanto por el ahorro que promete como por dónde lo promete: la agricultura.

Por lo pronto ya ha logrado resultados notables en ciertas explotaciones agrícolas, donde ha conseguido ahorros del 50% en el consumo de agua, porcentaje que podría ser incluso mayor según los datos que maneja la compañía.

¿Cuál es su propuesta Dejar atrás los sistemas de riego por inundación y cambiarlos por un nuevo modelo de microrriego. Tal vez suene a cambio menor, pero la primera opción, la mayoritaria, según los datos que maneja N-Drip, acarrea un derroche importante de agua en las explotaciones que la aplican. Básicamente consiste en permitir que el agua avance por la superficie de una parcela, sin tuberías ni vía de desagüe, para que acabe filtrándose en los cultivos.

El problema es que con ese método milenario, que acapara el 85% del agua de riego, se pierde buena parte del suministro. “Las inundaciones derrochan el 70% del agua, reducen el rendimiento, causan desperdicios de tierra y minerales, un agotamiento de la tierra y contaminación del agua”, abundan desde N-Drip, que reivindica que si el la mitad de los agricultores que usan el sistema de inundación se pasasen al suyo “la crisis mundial de escasez de agua se resolvería”.

¿Cuál es la alternativa de N-Drip? Un sistema de microrriego por goteo y gravedad. En vez de permitir que el agua avance en grandes cantidades sobre las parcelas, lo que propone N-Drip es desplegar un sistema de tuberías que canalicen el suministro e irrigen de forma más precisa las plantas. Hasta ahí el modelo no se diferencia gran cosa de otros anteriores que ya utilizan el goteo. La novedad es que promete dos grandes ventajas que afectan al coste de la instalación: no requiere ni sistemas de bombeo para impulsar el agua ni de filtros para partículas.

¿Y cómo lo consigue? Con una combinación de diseño… y de gravedad. “El sistema único es diferente de los mecanismos tradicionales de riego por goteo. Ofrece un riego eficaz con menos de 0,05 bares de presión usando la fuerza de la gravedad. En comparación, un sistema típico de riego por goteo requiere entre 1,7 y 2,5 bares”, explica la firma, que ha bautizado al sistema Gravity Micro Irrigation. Gracias a esa ventaja, N-Drip asegura que su sistema reduce hasta en un 75% los costes de conservación y un 83% las emisiones de gases contaminantes y permite al agricultor ahorrarse la compra de bombas, filtros o el gasto en energía.

“N-Drip elimina la necesidad de una costosa estación de bombeo. El sistema también es resistente a grandes niveles de partículas en suspensión, por lo que necesita filtración”, señala: “El resultado es un ahorro en capital, energía y mano de obra”. Si logra prescindir de filtros es gracias en parte a su gotero, un modelo que ha “diseñado para resistir un alto nivel de partículas en suspensión”.

3

w

¿Cuáles son sus ventajas? La compañía presume de dos, sobre todo. La principal, el menor consumo de agua. Sus cálculos concluyen que su sistema permite reducirlo hasta un 70% menos, ahorro que va acompañado de otro 70% en el gasto de energía, un “uso eficiente de los fertilizantes” y un incremento del 33% en el rendimiento. Todo esto, claro, en base a las estimaciones de la empresa.

La segunda ventaja que subraya N-Drip es que su sistema reduce la notable inversión inicial que sí requieren otros sistemas de riego por goteo, algo posible en parte gracias a que aprovecha la infraestructura existente. La compañía la presenta como “la solución más asequible del mercado” y garantiza que las empresas logran el ROI —el retorno de la inversión, en inglés— a lo largo del primer año. A mayores la completa con N-Drip Connect, herramienta de gestión sobre riego o fertilización y que entre otras cuestiones monitorea el agua y nitrógeno del terreno.

¿Y más allá de la teoría La firma israelí ya ha logrado algunos acuerdos relevantes, como el pacto que alcanzó en 2022 con PepsiCo para expandir una “tecnología innovadora en eficiencia hídrica” a alrededor de 10.000 hectáreas en 2025. El objetivo es ambicioso, pero como recuerdan ambas compañías PepsiCo es un auténtico gigante que se nutre de cultivos repartidos a lo largo de 60 países.

“Hasta la fecha hemos implementado la tecnología de N-Drip con agricultores de la India, Vietnam y los EEUU y hemos visto mejores rendimientos de cultivos, menor uso de fertilizantes y un 50% menos de consumo de agua en comparación con el riego por inundación”, destaca Rob Meyers, directivo de PepsiCo.

Imágenes: N-Drip 1 y 2

En Magnet: Lo que España está demoliendo en realidad son azudes, no presas. Y no tiene nada que ver con la sequía 


La noticia Microgoteo y por gravedad: el sistema que quiere revolucionar el riego en previsión de más y más sequías fue publicada originalmente en Xataka por Carlos Prego .

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestros boletín y reciba las últimas noticias y artículos enviados directamente a su bandeja de entrada semanalmente.

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestros Política de privacidad .

También le puede interesar leer

Deja una respuesta